Menu

FINAL

_______________

IEMPO

ESCUCHANOS

LA VERDADERA IGLESIA

27 JUL 2018
27 de Julho de 2018
“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mt 16:18)

La palabra que se usa aquí para “iglesia”, en griego es, “ekklesia” y se refiere a la reunión de un pueblo llamado y convocado.

En el Nuevo Testamento se designa en primer lugar a la congregación del pueblo de Dios en Cristo, que se reúne en su calidad de ciudadanos del reino de Dios (Ef 2:19) con el propósito de adorarlo a Él.
 
- La palabra iglesia puede referirse a la iglesia local (Mt 18:17; Hch 15:4) o a la iglesia universal (Mt 16:18; Hch                  20:28; Ef 2:21-22).

La iglesia del Nuevo Testamento fue edificada por Jesucristo mismo. Cristo prometió a los apóstoles diciéndoles: "edificaré mi iglesia". La iglesia edificada por Cristo es un organismo divino y es en fe, doctrina, organización, culto, unidad, y términos de afiliación (o sea condiciones para ser parte de su iglesia) lo que el Señor la hizo.

Cuando Cristo habló de edificar la iglesia, Él usó el término posesivo, "mi iglesia". Así es que, la iglesia, es iglesia de Cristo porque Él la edificó y porque Él la compró con su propia sangre (Hechos 20:28; Efesios 5:25-27). Cuando Pablo habló de varias congregaciones de la iglesia del Señor, dijo una vez, "las iglesias de Cristo..." (Romanos 16:16).

          -          Gramaticalmente, la expresión, la iglesia de Cristo, no es un título; es simplemente un término descriptivo                         indicando que la iglesia es posesión de Cristo.

. Por tanto, la verdadera iglesia del Señor no es una denominación ya que su origen y fundamento son divinos. Las denominaciones son organizaciones de hechura humana de grupos de iglesias. Han sido establecidas con propósitos prácticos de organización y administración. Las denominaciones son organizaciones como los Bautistas, Asambleas de Dios, metodistas, luteranos, etc. 

- La Biblia nos habla de la verdadera Iglesia la cual no es una denominación u organización religiosa. La verdadera Iglesia está compuesta de todos aquellos que se han convertido en residentes del Reino de Dios. ¿Cómo? Aceptando y recibiendo a Jesús como su Señor y salvador.

Las marcas de identidad y características doctrinales son claramente enseñadas en el Nuevo Testamento y que nos ayudan primero a identificar de entre multitud de sectas y grupos que existen, a quienes dependen de las doctrinas y mandamientos de hombres para su existencia; y segundo, nos guían al lugar correcto (el a donde uno puede congregarse) para adorar a Dios, a su verdadera iglesia, la iglesia de Cristo. 

El nuevo Testamento nos presenta a la verdadera iglesia de Cristo de la siguiente manera:

    - Se presenta a la iglesia como el pueblo de Dios (1Co 1:2; 10:32; 1P 2:4-10), el conjunto de creyentes redimidos              que existe por la muerte de Cristo (1P 1:18-19). Es un pueblo peregrino que ya no pertenece a esta tierra (Heb                13:12-14), y su primera función es perseverar como comunidad en relación viva y personal con Dios (1Pedro 2:5;            Heb 11:6).

    - La iglesia es un pueblo llamado a salir del mundo y entrar en el reino de Dios. La separación del mundo (su                      sistema) se recompensa con tener al Señor como el Dios y Padre de uno (2Cor 6:16-18).

    - La iglesia es el templo de Dios y del Espíritu Santo (1Cor 3:16; 2Cor 6:14-7:1; Ef 2:11-22; 1P 2:4-10). Esa verdad            sobre la iglesia exige que se separe de la injustica y de la inmoralidad mundana, para vivir en santidad.

    - La iglesia es el cuerpo de Cristo (1Cor 6:15; 10:16-17; 12: 12-27). Esa imagen indica que no hay iglesia genuina,            sino que todos formamos y estamos unidos a Cristo. La cabeza del cuerpo es Cristo (Ef 1:22; 4:15; 5:23; Col 1:18).
    - La iglesia es la esposa de Cristo (2Cor 11:2; Ef 5:22-27; Ap 19:7-9). Esa imagen del matrimonio pone de relieve la          devoción y fidelidad de la iglesia a Cristo y el amor y la familiaridad de Cristo con su iglesia.

    - La iglesia es una confraternidad espiritual (gr koinonia) (2Cor 13:14; Fil 2:1). Eso abarca la morada del Espíritu (Lc          11:13; Jn 7:37-39; 20:22), la unidad del Espíritu (Ef 4:4) y el bautismo en el Espíritu Santo (Hch 1:5; 2:4; 8:14-17;              10:44; 19:1-7). La confraternidad debe demostrar amor visible y cuidado mutuo (Jn 13:34-35).
   - La iglesia es un ministerio espiritual (gr diakonia). Sirve mediante el uso de los dones (gr carismata) conferidos por          el Espíritu Santo (Ro 12:6; 1Co 1:7; 12:4-11, 28-31; Ef 4:11). Los dones eran parte indispensable de la vida y del              ministerio de la iglesia primitiva. Dios quiere que esos dones continúen en operación hasta el retorno de Cristo.               Con los dones espirituales se propone:

1. Manifestar la gracia, el poder y el amor del Espíritu entre su pueblo en sus reuniones públicas, hogares, familias y            vidas particulares (1Cor 14:25; Ro 15:18-19; Ef 4:8).

2. Contribuir para que sea eficaz la predicación del evangelio al confirmar de manera sobrenatural el mensaje (Mr               16:15-20; Hch 14:8-18; 16:16-18; 19:11-20; 28:1-10).

3. Satisfacer las necesidades humanas y fortalecer y edificar espiritualmente a la iglesia y a los creyentes en                        particular, es decir, perfeccionar a los creyentes en “el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de          fe no fingida” (1Tim 1:5; 1Cor 13).

4. Librar la batalla espiritual eficaz contra Satanás y las fuerzas del mal (Isaías 6:1; Hch 8:5-7; 26:18; Ef 6:11-12).

- La iglesia es un ejército comprometido en un conflicto espiritual. Lucha con la espada y el poder del Espíritu (Ef 6:17). La iglesia está en una lucha espiritual contra satanás y el pecado. El Espíritu, del cual está llena la iglesia, es como un guerrero que esgrime la Palabra viva de Dios, para liberar a las personas del dominio de satanás y conquistar a todo poder de este mundo tenebroso (Hch  26:18; Ef 6:10-18; Heb 4:12; Ap 1:16; 2:16; 19:15,21).

- La iglesia es columna y baluarte de la verdad (1Tim 3:15), que sostiene la verdad como un cimiento sostiene un edificio. Tiene que sostener la verdad y mantenerla segura, defendiéndola contra los que tergiversan y los falos maestros (Fil 1:16; Jud 3).

- La iglesia es un pueblo con una esperanza futura. Esa esperanza está centrada en el retorno de Cristo por su pueblo (Jn 14:3; 1Tim 6:14; 2Tim 4:8; Tit 2:13; Heb 9:28).

- La iglesia es invisible y visible: 

        a) La iglesia invisible se compone de los verdaderos creyentes unidos por su fe viva en Cristo. 

        b) La iglesia visible está formada por las congregaciones locales integradas por vencedores fieles (Ap 2:7, 11, 17,                26) como también por los que dicen ser creyentes, pero son mentirosos (Ap 2:2), han caído (Ap 2:5), están                      muertos espiritualmente (Ap 3:1) y son tibios (Ap 3:16; Mt 13:24; Hch 12:5).


LAS CARACTERISTICAS DE UNA VERDADERA IGLESIA EN EL MODELO DE LOS APOSTOLES
Del libro de Hechos, así como también de otros pasajes en el NT, se desprenden las normas o reglas de autoridad para una iglesia neotestamentaria. Ninguna iglesia local tiene el derecho de llamarse una iglesia según las normas del NT a menos que se esté esforzando por poner en práctica estas 15 características:

  1. Ante todo, la iglesia está formada por personas organizadas en congregaciones locales y unidas por el Espíritu                Santo, que buscan con diligencia una fiel relación con Dios (Hechos 13:2; 16:5; 20:7; Ro 16:3-4; 1Cor 16:19; 2Cor          11:28; Heb 11:6).

  2. Mediante su poderoso testimonio, los pecadores serán salvos, nacidos de nuevo, bautizados en agua e                            incorporados a la iglesia; participarán de la cena del Señor y aguardarán el regreso de Cristo (2:41-41; 4:33; 5:14;            11:24; 1Cor 11:26).

  3. El bautismo en el Espíritu Santo será predicado y comunicado a los nuevos creyentes (2:39), y se manifestarán la            presencia y el poder del Espíritu.

  4. Los dones del Espíritu Santo estarán en operación (Ro 12:6-8; 1Cor 12:4-11; Ef 4:11-12), incluso los prodigios, las          señales y las sanidades (2:18, 43; 4:30; 5:12; 6:8; 14:10; 19:11; 28:8; Mr 16:18).

  5. Los creyentes expulsarán demonios (5:16; 8:7; 16:18; 19:12; Mr 16:17).

  6. Habrá absoluta lealtad al evangelio, es decir, a la enseñanza original de Cristo y los apóstoles (2:42; Ef 2:20).

  7. En el día del Señor (El primer día de la semana Hechos 20:7; 1Cor 16:2), se reunirá la congregación local para                adorar y edificarse mutuamente mediante la Palabra escrita de Dios y las manifestaciones del Espíritu Santo (1Cor          12:7-11; 14:26; 1Tim 5:17).

  8. La iglesia permanecerá en humildad, reverencia y temor delante de un Dios santo (5:11). Los creyentes se                      interesarán profundamente por la pureza de la iglesia, disciplinando y restaurando a los miembros pecadores y a            los falsos maestros desleales a la fe bíblica (20:28; 1Cor 5:1-13; Mt 18:15). 

  9. Los que han perseverado en su devoción a Dios y en las normas de justicia establecidas por los apóstoles serán            ordenados como ancianos (lideres) para supervisar las iglesias y casas (células locales) y ayudarlos a crecer en              su  vida espiritual (Mt 18:15; 1Cor 5:1-5; 1Tim 1:5-9).

  10. Asimismo, la iglesia tendrá diáconos (servidores) o lideres responsables de los asuntos temporales y materiales de          la iglesia 1Tim 3:8).

  11. Habrá amor evidente y compañerismo en el Espíritu entre los miembros (2:42, 44, 46; Jn 13:34). No solo dentro de          las congregaciones locales sino también entre otras congregaciones de fe bíblica (15:1-31; 2Cor 8:1-8).

  12. La iglesia orará y ayunará (1:14; 6:4; 12:5; 13:2; Ro 12:12; Col 4:2; Ef 6:18).

  13. Los creyentes se apartarán de los criterios arraigados en el mundo y de la tendencia materialista de la cultura en la          que viven (2:40; Ro 12:2; 2Cor 6:17; Gá 1:4; 1Jn 2:15-16).

  14. Habrá sufrimiento y aflicción a causa del mundo y sus costumbres (4:1-3; 5:40; 9:16; 14:22).

  15. La iglesia contribuirá para enviar misioneros a otras naciones (2:39; 13:2-4). Sustentar las necesidades de la                    iglesia, así como el de ayudar a los necesitados.

Por todo esto CAMHI se presenta como una iglesia que se esfuerza por vivir y cumplir los propósitos por la cual Jesús fundó su iglesia y por seguir el modelo anteriormente expuesto, a cerca de cómo debe ser una iglesia verdadera. 
Te invitamos a unirte a la familia de Dios y a participar de nuestras reuniones. En AVIVA CAMHI somos una verdadera familia que se interesa por tu vida para que juntos crezcamos y vivamos una vida plena basados en esta palabra 3Juan 2:

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”

Ven y vive con nosotros un verdadero tiempo de alabanza, adoración y Palabra de vida.

Aviva camhi. La iglesia de la familia. La iglesia del avivamiento. 

Voltar

IEMPO

FINAL


___________

Tenha você também a sua rádio